Bienvenidos al Portal de Angel de la Guarda / On line desde 2003 / contacto: info@angeldelaguarda.com.ar
 
Google
 

 

 

Agradecimiento por el nuevo día

Gracias Padre por este nuevo día de vida,
que Tu Misericordia me concede.

Que sea para Tu Gloria,
para mi bien
y el de mi Prójimo.

Y ahora Padre,
ilumíname para hacer bien mi parte
en TU PLAN del día de hoy.

Gracias Padre que ya todo está hecho.
Amén.


Agradecimiento por el nuevo día

Te doy gracias porque de nuevo
amaneció en mí la vida joven
de todos los días.

Te la entrego toda entera
desde esta mañana que ahora comienza,
no permitas que la gaste en ofensas contra ti.

Concédeme Señor ser fuerte
para vencer el mal y
seguir siendo amigo tuyo
durante otro día más.
Es lo que quiero Señor.


El Dhammpada

Así como la lluvia penetra en una casa mal techada, de la misma manera las pasiones dominan a aquel cuya mente es indolente.

Aquel que es diligente, atento, cuyos actos son puros, que obra con prudencia, posee el dominio de sí mismo, ése acrecentará su gloria.

Como un arquero endereza su flecha así enderezará el sabio su mente inestable y vacilante, la cual es difícil de dominar, difícil de vigilar.

Ni madre, ni padre, ni pariente alguno harán tanto como una mente bien dirigida.

Uno no debe advertir las faltas de los demás, ni tampoco juzgar sus actos o negligencias, sino ser consciente de los propios actos, faltas y negligencias.

Una mano sin heridas puede tocar veneno; el veneno no afecta al que no tiene heridas; tampoco existe el mal para aquel que no comete malas acciones.

El hombre de cortos alcances envejece como el buey: aumenta de peso, pero decrece su saber.

Considera este mundo como una burbuja, un espejismo, pues si así lo consideras, el rey de la muerte no te verá.

Un hombre no es docto porque hable mucho. Aquel que es paciente, está libre del odio y del temor, a ése se le puede llamar docto.

La moderación en el lenguaje, el dominio de la mente y la abstinencia, son los tres medios de acción que permiten alcanzar el Sendero que los sabios han conocido.

Están siempre alerta y despiertos los discípulos de Gotama, que día y noche, hallan su deleite en la meditación.

Si os es dable encontrar un compañero prudente, probo, sabio, vivid en su compañía pues con él venceréis todos los peligros.

Ya sea en una aldea, un bosque, una llanura, una colina o dónde sea que vivan los Arahates, ése es, en verdad, un lugar delicioso.

El que en busca de su propia felicidad, no castiga o mata a seres que también desean la felicidad, hallará la felicidad después de la muerte.

Es poco frecuente hallar en este mundo un hombre que, refrenado por la modestia, evita el reproche, tal como el caballo de pura sangre elude el látigo.

El Dhammpada o Senda de la Enseñanza de Buddha es una colección de 423 estancias que fueron recogidas desde los orígenes del budismo. Se suelen repetir a los discípulos del budismo como si se tratasen de oraciones.


Oración de la Mañana

Te saludo, nuevo día,
como hombre libre que soy.

Te saludo nuevo sol,
deseándote que hayas tenido un buen despertar
y el día sea propicio para tí.

Te saludo madre tierra,
por estar un día más bajo mis pies
y permitirme pisarte con cariño.

Os saludo hermanos árboles,
porque vosotros me ayudáis
en el camino de mi evolución.

Te saludo espíritu de los bosques
que proteges mi existencia
y me das cobijo cuando lo necesito.

Te saludo existencia y vida
por dejarme compartir junto a ti
un momento de eternidad.


Oración para la mañana

Te saludo, nuevo día,
como hombre libre que soy.

Te saludo nuevo sol,
deseándote que hayas tenido un buen despertar
y el día sea propicio para tí.

Te saludo madre tierra,
por estar un día más bajo mis pies
y permitirme pisarte con cariño.

Os saludo hermanos árboles,
porque vosotros me ayudáis
en el camino de mi evolución.

Te saludo espíritu de los bosques
que proteges mi existencia
y me das cobijo cuando lo necesito.

Te saludo existencia y vida
por dejarme compartir junto a ti
un momento de eternidad.


Himno vespertino de plegaria

Que las bendiciones de lo alto fluyan y embellezcan al Amor humano, que por gratitud enviamos a vosotros los Ángeles del día.
Aceptad nuestro amor y oraciones de gratitud y ayudadnos a vivir y a trabajar de tal modo que siempre y día tras día vuestras huestes nos encuentren cada vez más con vosotros.
Imploramos esta noche vuestra tutela para todos; estad con los niños, los ancianos y los enfermos.
Rodead sus lechos con las alas de la vida y la paz.
Protegedlos, os rogamos, hasta la aurora y que, al volver una vez más el sol a darnos vida, calor, y luz, volvamos a empezar nuestra obra con salutaciones y alabanzas a aquel que es Padre de todos nosotros.
Que muy juntos todos sus humanos y angélicos hijos trabajen en su nombre para alcanzar el glorioso día en que nuestro mundo y el suyo reine sólo su voluntad. AMEN.

Himno de Acción de gracias

La noche nos congrega al cerrar nuestro terrenal día, y ahora aquí nos congregamos, nuestra angélica hueste, para ofrendarte nuestro Amor y gratitud, para darte las gracias por tu servicio.
Que aquellos que trabajan siempre, noche y día, derramen sobre ti múltiples bendiciones, te envíen su Amor y gracia sobrehumanos, que su compasión y vida te colmen hasta que rebosantes corrientes de Amor caigan de ti hasta nosotros y retornen otra vez a ti, uniendo nuestros corazones con vínculos fraternos, enlazándolos con lazos de amor divino.
Te rogamos que siempre respondas a nuestra llamada, porque siempre estarán para ti abierto nuestros corazones.
Acercaos más, benditos mensajeros de Dios.
Queremos oír a Dios en el batir de vuestras alas.
En silencio y serenos de corazón y mente te saludamos al cerrarse el día.
Que Él te envuelva en sus brazos hasta que su esplendor y júbilo brillen en ti.
Bendito seas, permanece con los niños esta noche.
Permanece con los ancianos y enfermos.
Que cada lecho tenga su ángel guardián para que todos duerman en paz y despierten a tiempo de sentir la presencia del guardián, aún con ellos. AMEN.