Bienvenido a la Escuela Trascendental Alas del Alma, aquí no necesitas alas para levantar vuelo

Sufismo

El sufí ha sido definido como "aquel que mantiene su corazón puro", y aspira a una pureza total y permanente. Para el sufí, la debilidad básica del ser humano es estar constreñido por el yo inferior y para liberarse de este constreñimiento utiliza también la meditación, porque "la meditación durante una hora es mejor que la adoración ritual durante un año enero". La principal meditación entre los sufís es zikr, que significa "rememoración". El zikr por excelencia es La ilaha illa 'llah ("no hay más dios que Dios"). Mahoma dijo "Hay un pulimento para todo que hace desaparecer el orín, y el pulimento del corazón es la invocación a Alá." La rememoración de Dios mediante la repetición de su nombre purifica la mente y abre el corazón. Por otra parte "la danza abre en el alma una puerta por la que pueden entrar las influencias divinas", así, la danza sufi está siempre acompañada de un zikr, el cual refuerza el efecto de la danza para rememorar a Dios durante su ejecución. Zikr se practica también como una meditación solitaria. Primero es una repetición oral y luego silenciosa. Un antiguo manuscrito dice que "Cuando el corazón empieza a recitar, la lengua debe detenerse."

Como en todos los sistemas de meditación el objetivo del zikr, es superar el estado natural de dispersión de la mente y una vez lograda su concentración, dedicar esta únicamente a Dios. Tras una práctica intensiva de meditación o cántico en grupo, la relajación posterior de los esfuerzos puede acarrear una marea de hábitos mentales antiguos. El grado de esta recaída sirve como medida del progreso espiritual. Los escritos de los sufíes están muy velados por el simbolismo y tienen un alto sentido de la dualidad. En el libro The Kashf Al-Mahjúb, el más antiguo Tratado Persa sobre Sufismo se dice: "El primer paso para la unificación es la aniquilación de la separación, porque separación es la declaración de que nos hemos apartado de las imperfecciones, mientras que la unificación es la declaración de la unidad de una cosa…En consecuencia, el primer paso hacia la unificación es negar que Dios tiene un asociado y apartar toda mezcla. "Nuestros principios de unificación son cinco: la eliminación del fenomenismo, la afirmación de la eternidad, el alejamiento de los lugares familiares, la separación de los hermanos y el olvido de lo conocido y lo desconocido.

"La eliminación del fenomenismo consiste en negar que el fenómeno tenga relación con la unificación, o que los fenómenos puedan alcanzar su Santa esencia, y la afirmación de la eternidad consiste en convencernos de que Dios siempre ha existido…; el alejamiento de los lugares habituales, para el novicio significa alejarse de los placeres habituales del alma inferior y de las formas de este mundo, y para el adepto, el abandono de los lugares elevados, de los estados gloriosos y los milagros excelsos; la separación de los hermanos significa alejarse de la sociedad humana e ir hacia la sociedad de Dios, pues un solo pensamiento que sea el de Dios es un velo y una imperfección, y cuanto más se asocian los pensamientos del hombre con otro que no sea Dios, más velos cubren a Dios; porque universalmente se acepta que la unificación es la concentración del pensamiento, mientras que contentarse con otra que no sea Dios, significa dispersión del pensamiento…"


Completa el Email:


Regresar a la Pagina Principal

Angel de la Guarda