Bienvenidos al Portal de Angel de la Guarda / On line desde 2003 / contacto: info@angeldelaguarda.com.ar
 
Google
 

Seguime en

 

 

 

El Zohar - Su origen

El Imperio Romano ocupaba la Tierra de Israel y las calles estaban bañadas en sangre.
Los romanos lanzaron severas medidas represivas contra las actividades espirituales de los israelitas. El sabio más grande de la era - un hombre que sería llamado el Padre del Mundo - fue sentenciado a muerte.
Su nombre: Rabí Akiva.
Su crimen: el amor a Dios.

Miles de personas se reunieron en las calles para presenciar la terrible ejecución. La piel de Rabí Akiva fue brutalmente arrancada de su cuerpo con cepillos de hierro afilados como navajas. La sombra de la muerte lo consumía a un ritmo inmoralmente lento.
Pero el místico Akiva había logrado total maestría sobre el mundo físico. Experimentó un dolor insoportable durante sólo un instante antes de que el éxtasis de la energía espiritual invadiera todo su ser; y así salió de este mundo con una alegría indescriptible en su corazón.
Dejó a su más querido discípulo, el hombre que llegaría a ser el kabalista más grande en la historia, un gigante entre los místicos, el reverenciado sabio, Rabí Shimon Bar Yojai.

El Imperio Romano temía más al poderoso Bar Yojai que a Akiva, por lo cual lo condenó también a muerte. Ante semejante sentencia, el místico y su hijo buscaron refugio en una cueva aislada de todo en P'quin, Israel, en la que se vieron forzados a permanecer durante 13 largos años para ocultarse del ejército del César.
Buscando obtener el mismo control sobre el reino material que había logrado su gran maestro, Rabí Shimon se enterró a sí mismo en el suelo, hasta la altura del cuello, durante cada día de su reclusión. Durante los largos años de doloroso aislamiento, recibió instrucción en las artes místicas de la Kabalá. Sus maestros fueron Moisés y el Profeta Elías.

Cuando cambiaron las autoridades del Imperio Romano, Rabí Shimon y su hijo pudieron regresar libremente a Jerusalem. Los años de intensa presión ejercida por la tierra dejaron profundas cicatrices y mutilaron el cuerpo del místico, cuya alma, en contraste, irradiaba una intensa Luz espiritual, tan fuerte que era difícil para los hombres comunes estar en su presencia.
Para proteger los secretos del Universo que le habían sido revelados, Rabí Shimon le pidió Rabí Abba, uno de sus discípulos, que consignara por escrito sus enseñanzas. Abba tenía un don extraordinario para escribir en el lenguaje abstracto de la metáfora y la parábola. Así, los secretos habrían de estar seguros, diestramente escondidos dentro de relatos abstrusos lo que hace que sea difícil para los malvados e indignos entender y mal utilizar este antiguo poder.
Nació así la obra espiritual fundamental de la Kabalá - El Zohar. Hasta el día de hoy, el Zohar ("Libro del Esplendor") está reconocido como la obra definitiva y autorizada de sabiduría Kabalística.
El manuscrito fue considerado misticismo y magia por las personas de la generación, lo cual visto de manera retrospectiva, resulta obvio.
El Zohar presenta una explicación detallada de ideas y conceptos que tienen siglos de adelanto a su época. En una era en la que la ciencia determinó que el mundo era plano, el Zohar describe nuestro planeta como esférico, y habla de personas que experimentan el día o la noche al mismo tiempo, según las diferentes zonas horarias.
El Zohar describe el momento de la Creación como una explosión tipo Big Bang, habla de un universo que existe en diez dimensiones, y explora la noción de universos paralelos.

Rabí Shimon dijo que el Zohar es más que un libro de secretos y sabiduría espiritual.
Explicó que este tratado místico es un poderoso instrumento dador de energía; una herramienta salvadora de vidas, imbuida con el poder de brindar genuina paz, protección, sanación y plenitud a aquellos que posean tal energía.
Y aún hay más. Como el monolito en la película 2001: Odisea en el Espacio, el Zohar puede ser la chispa que encienda el alma de una generación, generando así un cambio profundo y una transformación dentro de la conciencia del hombre y de la sociedad.
En otras palabras, así como un bombillo encendido ilumina una habitación a oscuras, revelando objetos que previamente no se veían, la Luz espiritual del Zohar puede iluminar las mentes de los hombres y abrirlas a la comprensión de los misterios escondidos del Cosmos.
De acuerdo con el Kabalista, estas influencias invisibles ayudarían a moldear el destino de la humanidad a medida que la presencia del Zohar aumente en nuestro mundo.
El gran sabio Bar Yojai declaró que llegaría el día en el que hasta un niño de seis años indagará en torno a la sabiduría espiritual de la Kabalá. Pero hasta que llegue ese momento, los manuscritos originales del Zohar deberán mantenerse ocultos.
Es por eso que estuvieron escondidos durante siglos. La disminución de la Luz espiritual del Zohar coincidió con el Oscurantismo, una época en la cual cada aspecto de la civilización incluyendo la educación, la ciencia y las comunicaciones entraron en un severo declive.

Descargar el Zohar