Bienvenidos al Portal de Angel de la Guarda / On line desde 2003 / contacto: info@angeldelaguarda.com.ar
 
Google
 

Seguime en

 

 

 

El Libro de Tobías - Un encuentro entre el Hombre y el Angel

El valor del libro de Tobías consiste en que es un relato de evocación. No es solamente un elogio de la familia, sino también un compendio de consejos de elevada moralidad en el que el respeto a la muerte y a la caridad, se recuerdan con frecuencia.

Tobias era hijo de Tobiel, de la tribu de Neftalí. Vivio en la epoca en que el rey Jeroboam habia hecho erigir un cordero de oro para que el pueblo no fuese a Jerusalem.

Tobias, igualmente subia a Jerusalem para ofrecer sacrificios y llevar las noticias a los descendientes legitimos de Aaron. Entregaba el diezmo del trigo, del ganado, de los higos, etc.

Era un solicito ayudante de las viudas y los huerfanos, pues recordaba que el tambien habia sido huerfano desde muy pequeño. Asimismo brindaba ayuda a los extranjeros que llegaban y se asentaban en la ciudad.

Se caso con Ana y tuvieron un hijo al que llamo igualmente Tobias.

Estuvo prisionero en Ninive pero siempre observo las reglas y transito por los caminos del Señor. Siempre se mantuvo fiel a las prescripciones rituales.

En una ocasion, en Rages, le dejo a Gabelo diez talentos de plata en deposito.

Mientras estuvo en el exilio ayudaba a sus compatriotas, dando de comer a los desvalidos, auxiliando a los enfermos, vestia a los desnudos, sepultaba a los muertos que quedaban a orillas del muro de Ninive.

El rey enterado de su proceder envio por el para matarlo, pues no convenia a los planes del mismo. Entonces Tobias escapo junto con su esposa y su hijo. Cuando el rey Senaquerib fue asesinado, entonces, pudo volver a Ninive para continuar con sus obras de misericordia. Tobias era un hombre de bien.

Una noche cuando estaba muy cansado por el dia que habia tenido, se acosto a dormir al lado de una pared con el rostro descubierto, pues hacia mucho calor. Entonces algo que cayo de un nido de golondrinas le entro en los ojos y fue asi que no pudo volver a ver la luz del cielo.

Ya no sirvieron para nada las medicinas y los medicos que lo atendieron.

Si bien Tobias era ciego, tenia buena memoria y recordaba los diez talentos de plata que le habia entregado a Gabelo en deposito y se lo comunicaba a su hijo Tobit.

"Cuando yo muera, trata de darme una digna sepultura. Mientras tanto honra a tu madre y nunca le causes afliccion alguna. Cuando ella muera, ponla en mi misma tumba. Hijo mio, acuerdate siempre de los diez mandamientos y cada dia haz obras buenas. No apartes nunca la mirada del pobre y ayudalo segun tus posibilidades: si tienes mucho, da mucho; que tu ojo no sea envidioso de la generosidad con que das; si tienes poco, sin temor, da de lo poco que tienes. La limosma libera de la muerte e impide caer en la oscuridad."

"Oye esto, ademas, elige una mujer de la tribu de tu padre, somos hijos de los profetas. (Tobias hacia referencia sin nombrarla a Sara, hija de Ragüel de Ecbatana, en Media. Sara ya habia tenido siete maridos, muertos por el demonio Asmodeo -el desvastador- en momentos de odio.)

"Y puesto que nos hemos quedado pobres en medio de la confiscacion de bienes sabras que le entregue a Gabelo de Rages, diez talentos de plata y seria conveniente recuperarlos."

Hare lo que ordenas dijo Tobit, pero no conozco a Gabelo, y tampoco se como podria él reconocerme, ademas ignoro el camino.

Entonces el padre le dijo:

El contrato, fue firmado hace veinte años, Gabelo y yo lo hemos hecho. De la parte que me corresponde te dare la mitad. En cuanto al camino, buscate un amigo que te lo enseñe.

Una vez que salio al camino se encontro con un joven. Tobit no lo conocia y tampoco sabia que este muchacho era un enviado de Dios. No se imaginaba que era un angel.

Tobit le pregunto si conocia el camino que conducia a Media, a lo que el joven le respondio conocer muy bien los caminos y montes, fue entonces que Tobit se entusiasmo y quiso ir a despedirse de su padre y presentarle al guia que habia encontrado.

Tobias, quiso saber quien era ese muchacho, y este le respondio que se llamaba Azarias, hijo de Ananias, israelita.

Sus modales se ajustaban perfectamente a los de un israelita.

Despues de otorgarle su bendicion Tobias quedo muy satisfecho con aquel guia y pidio a Dios que los acompañara en el viaje. Luego se dirigio a su hijo y le dijo: "Que tu Angel te acompañe".

Caminaron durante todo el dia solos y con la compañia de un perro. Al llegar la noche, se detuvieron a orillas del rio Tigris, para lavarse los pies, cuando vio que se acercaba un gran pez. Entonces el angel le dijo: "tomalo y quitale el corazon, el higado y la hiel, pues son una gran medicina."

Tobias hizo lo que el joven le sugirio y luego sacandole la piel, lo asaron y lo comieron.

Mas tarde se pusieron nuevamente en camino y Tobit le pregunto:

"Hermano Azarias, que medicina contienen el corazon, el higado y la hiel de ese pez?"

Y le respondio:

"Con el corazon y el higado se hacen saumerios para liberar a la mujer atormentada por el maligno, la hiel es un buen ungüento para curar la ceguera."

Estando cerca de Ecbatana, el angel le dijo:

"Hermano Tobit, esta noche sera necesario pernoctar en casa de Ragüel, tu pariente. Se que el tiene una hija de nombre Sara, unica heredera de sus riquezas.

Tu eres el pariente mas cercano y el unico que tiene derecho a heredar los bienes de su padre. Sara es bella y muy agraciada, y su padre es un buen hombre. Le hablare para que te la de como esposa y una vez que hayas cobrado la deuda, la llevaremos a la casa de tu padre."

Tobit le dijo:

"Hermano Azarias, me han dicho que ella ha tenido ya siete maridos, los que sucesivamente han ido muriendo por el poder de un malvado demonio en cuanto entraban al lecho nupcial."

El Angel le respondio:

"No te preocupes por eso, Sara desde esta noche sera tu esposa. Apenas entres a la camara nupcial, echa sobre el brasero perfume, el corazon y el higado de aquel pez. El olor se difundira y el demonio huira para siempre."

Cuando oyo estas palabras, Tobit se entusiasmo y sintio deseos de casarse con Sara.

Se encaminaron directamente a la casa de Ragüel.

Cuando llegaron, fueron recibidos muy cordialmente por Ragüel quien dirigiendose a Edna, su esposa dijo:

-"¡Como se parece este joven a mi hermano Tobias ! De donde sois ?

-"Somos hijos de Neftali, deportados a Ninive..."

-"Conoceis a mi hermano Tobias?"

-"Es mi padre, -dijo el joven-

Entonces se abrazaron y lloraron de emocion y alegria.

Fueron brindados con ropas limpias y aseo, luego se preparon para la cena.

Tobias, dirigiendose a su acompañante le dijo: Azarias, dile a Ragüel que me de a Sara por esposa.

Ragüel lo oyo y dijo: "Come y bebe en paz, Tobit, que a nadie mas corresponde el derecho de casarse con mi hija. Pero... debo decirte la verdad...."

Entonces, le conto lo de los siete maridos y de sus preocupaciones por el malvado demonio de nombre Asmodeo. Despues le pidio a su mujer que le trajese lo necesario para escribir el contrato de cohabitacion, segun lo prescribia la ley de Moises.

Edna preparo la habitacion y luego se alejo dando animos a su hija dejandola sola.

Cuando entro Tobit a la habitacion se acordo lo que su amigo le habia dicho y enseguida tomando el corazon y el higado del pez lo echo sobre el brasero. El humo se esparcio por toda la habitacion obligando al demonio Asmodeo a huir hasta Egipto en donde el Angel lo apreso y encadeno.

Cuando la pareja vio que el demonio no estaba, junto a los padres de Sara oraron y dieron gracias al Señor. Tobit se quedo con ellos durante catorce dias.

Tobit dirigiendose a su amigo le pidio que tomara cuatro siervos y dos camellos y que se dirigiera a Rages, a casa de Gabelo para cobrar el credito e invitarlo a la boda. Azarias partio y una vez en presencia de Gabelo le presento el documento firmado por Tobias y lo puso al tanto de la proxima boda de su hijo. Gabelo se cercioro de la autencidad del documento y viendo que estaba intacto, partio junto al emisario rumbo a la casa de Ragüel.

Gabelo saludo al hijo de Tobias con efusivas palabras bendiciendole a el y a su esposa, a la vez que recordaba a su gran amigo Tobias.

Pasados los catorce dias partieron Tobit, Sara y el acompañante. Ragüel habia entregado a Tobit una dote generosa de bienes, siervos, bueyes, ovejas, asnos y preciosos vestidos.

Antes de llegar a Ninive, Azarias le dijo a Tobit que se adelantaran al cortejo de su esposa y llegaran antes para ir a la casa de su padre con la medicina del pez.

Ana, madre de Tobias, los vio regresar y los recibio emocionada y feliz.

El angel cuando llego a Tobias le dijo:

"Frotate los ojos con esto y curaras."

Tobias hizo lo que le dijo y frotandose los ojos al cabo de unos instantes, grito asombrado "Ahora te veo, luz de mis ojos"

Bendijo al Señor y a aquel joven que le habia traido la cura para su ceguera. Luego saliendo al encuentro de su nuera la recibio con lagrimas de alegria. Ese fue un verdadero dia de fiesta en Ninive.

Cuando terminaron los festejos de la boda de su hijo con Sara, le dijo a este:

"Ahora debemos dar una recompensa a este hombre que te ha acompañado en el viaje y con su presencia ha traido la alegria nuevamente a nosotros."

Lo llamaron para darle la mitad de los bienes que Tobit habia traido. Fue entonces que el hombre se dio a conocer:

"Yo soy Rafael, uno de los siete Angeles que estan en la Gloria de Dios y que van y vienen ante El."

"Haced conocer a todos cuan grandes y magnificas son las Obras de Dios."

"Cuando tu, Tobias, orabas con tu mujer o interrumpias tu comida para ir a sepultar a los muertos, yo presentaba tus obras y oraciones al Señor"

Ambos temieron oyendo lo que el joven decia.

"¡No temáis! La paz sea con vosotros."

Y se marcho. Ascendio a los cielos y poco a poco... desaparecio.